El pasado martes, 5 de julio, CUPUMA publicó un nuevo comunicado que pasamos a reproducir a continuación.

Para más información, visitad la web de CUPUMA: http://www.cupuma.org/

 


 

Se confirma “El asalto final”

 

Hay un dicho popular que asegura que las mentiras tienen las patas cortas. En este país, donde demasiados datos pueden hacer pensar que desafortunadamente eso solo se cumple en muy escasas oportunidades, hay ocasiones en que la verdad se cuela por las rendijas, dejando a la intemperie, y sin protección a los profesionales del disimulo, de las medias verdades, del eufemismo, y en (numerosas) ocasiones del falseamiento puro y duro de los hechos.

La airada y desproporcionada reacción de que hicieron gala, tanto desde el Rectorado de la UCM, como en la consejería de Educación de la CAM, ante el último comunicado “El asalto final” de CUPUMA, suponía un síntoma evidente de que nos habíamos acercado peligrosamente a la realidad tanto en nuestras certezas, como en nuestras -bien fundadas- suposiciones y conclusiones. Los datos han venido a darnos la razón pese al escaso tiempo transcurrido. A finales del mes pasado, la CAM empezó a distribuir su borrador de la ley de Universidades[1], con cuentagotas que –en oposición a la política de opacidad de los de siempre- nosotros hemos querido adjuntar al presente documento. Finalmente “el borrador que nunca existió” apareció y era real.

Su difusión ha servido para poner de manifiesto algunas “inexactitudes” en la versión previa de los hechos que habían mantenido algunos de los afectados. Para empezar la CAM desmiente la versión del Rector, y confirma la de CUPUMA:” Para el estudio de las líneas de reforma de la educación superior la Consejería de Educación, Juventud y Deporte pidió la colaboración de las universidades madrileñas, a través de los representantes que estas designaron, así como de distintos expertos y representantes de los estudiantes, a los que convocó para contrastar su parecer en diversas sesiones celebradas entre los meses de diciembre de 2015 y marzo de 2016”.

Pero eso no es todo: En una entrevista publicada el pasado dia 2 de Julio[2],- cuando ya hasta CUPUMA tenía en sus manos desde días antes el borrador de la nueva ley -, el Rector Andradas, inasequible al desaliento, respondía impertérrito a la pregunta:

“-La Comunidad de Madrid debe estar a punto de sacar el borrador de la nueva ley de universidades de la región. ¿Qué sabe de él?

-No creo que estén a punto de sacarlo, en ese caso algo nos habría llegado. Solo sabemos que la Dirección General de Universidades hizo reuniones a las que nos invitó. A algunas enviamos personas y a otras no porque teníamos nuestras diferencias con la universidades en cuanto a presupuestos, y les dijimos que mientras no se resolvieran determinadas cosas no acudiríamos a reuniones oficiales.”

¿Qué cabría decir ahora del rotundo “No hay negociación” con el que el Rector pretendía descalificar a CUPUMA.?

CUPUMA se siente en la obligación de expresar su más rotundo desacuerdo con un texto- que el Consejero pretende tener cerrado a finales de año,- que supone la confirmación del asalto final. Una ley que si consigue llevar a buen término sus pretensiones supondrá un golpe mortal para lo que se entiende -y entendemos- por Universidad Pública, y que reducirá a su mínima expresión tanto la democracia como la autonomía de las Universidades, consagrada en el artículo 27 de la Constitución, como un Derecho Fundamental.

Que este proyecto de ley-como los últimos decretos- se conozca en pleno mes de Julio enlaza con la convicción franquista de que las leyes conflictivas en educación hay que plantearlas en época de vacaciones, y el PP siempre se ha distinguido por ser un fiel seguidor de aquellas “costumbres” que han demostrado su utilidad en el pasado.

La actual situación política del país, ha llevado al PP a la convicción de que será muy difícil que pueda volver a gobernar en solitario en España, y por tanto resulta apremiante llegar lo más lejos posible en la planificada privatización de lo público y profundizar en la acelerada trasformación de la educación en terreno abonado para el saqueo de unos pocos y en un próspero negocio para  financiadores y “amigos”.

El proyecto, con claras muestras de haber sido retocado  apresuradamente, está repleto de aparentes contradicciones. Por ejemplo, aboga por la participación de todos, pero deja claro que tanto en su concepción, como en su futura concreción no ha contado -y no piensa contar- mas que con unos pocos – y muy cuidadosamente elegidos –privilegiados “colaboradores”.

El rechazo de CUPUMA obedece a un doble motivo. De una parte por razones de procedimiento, y de otra por desacuerdo radical con su contenido. Siempre hemos sido partidarios de un proceso participativo, y por tanto contrarios a un simulacro con apariencia participativa. Resulta muy fácilmente detectable la herencia franquista en la utilización de las vacaciones, que garantiza tanto escasa difusión, como  muy poca -y nada organizada- participación, descartando definitivamente un proceso participativo, ordenado y con verdaderas garantías.

Respecto al contenido, CUPUMA se compromete –y pide a todos los interesados que colaboren con su aportación- a enviar en el plazo de un par de semanas un análisis pormenorizado de los contenidos del texto, que contribuya a clarificar sus objetivos, y favorezca la obligada discusión, con la presencia de todos los estamentos, estudiantes, PAS, y PDI.

Resulta imprescindible que en los primeros días de septiembre, entre tod@s decidamos sobre la manera más idónea y eficaz de defender  la Universidad Pública, no ya de presuntas amenazas futuras, sino de ataques presentes y asaltos reales e inminentes.

 

[1] Nos parece contribuir a la desinformación utilizar el pomposo, falso  y eufemístico título que le da la CAM: LA MODERNIZACIÓN DEL ESPACIO MADRILEÑO DE ENSEÑANZA SUPERIOR.

[2]  http://www.eldiario.es/sociedad/reforma-UCM-titulaciones-puestos-trabajo_0_531597648.html

 

 

Hace pocos días CUPUMA (Coordinadora de Universidades Públicas de Madrid) publicó un comunicado en su página web (www.cupuma.org) en el que informaba sobre una posible nueva ley de Universidades en el ámbito de la Comunidad de Madrid y que significaría un paso más hacia el desmantelamiento de las Universidades Públicas tal y como las conocemos. 

Tras la publicación del artículo, ha habido notables y airadas reacciones del Rector de la UCM y de uno de sus Vicerrectores, así como del Consejero de Educación de la CAM... Lo cuál nos hace pensar que quizá no iban tan desencaminadas las sospechas de CUPUMA, que inmediatamente dio respuesta a dichas reacciones en un nuevo artículo.

A continuación reproducimos ambos artículos que también podéis ver en la página de CUPUMA.

 


 

19 de Mayo de 2016

El asalto final

 

Los escasos meses –cuatro-que han constituido la más corta de nuestras legislaturas han servido para dejar perfectamente claro, que en lo referente a la enseñanza universitaria, no ha cambiado nada y si se ha producido alguna modificación ha sido para empeorar. En Madrid, con la Sra. Cifuentes al frente de la Comunidad y con un gobierno en funciones en el país, hay novedades. La trascendencia estriba en que desde hace tiempo es conocido el carácter que tiene esta comunidad de laboratorio experimental de lo que el PP quiere poner en marcha en el resto de las comunidades, de forma que lo que se implanta en Madrid termina exportándose al resto del país.

Parece ser que los dirigentes del PP han considerado que ha llegado el momento idóneo para dar su gran impulso al concepto de Universidad que han defendido desde siempre. Ante la posibilidad de que en breve plazo tengan que abandonar el poder, consideran conveniente dejar “atado y bien atado” todo lo que sea posible, y procurar hacerlo de tal manera que sea extraordinariamente complicado revertir sus medidas legislativas.

Cristina Cifuentes tiene ya muy adelantado el proyecto de una ley de Universidades que eufemísticamente se llamará ley del Espacio Madrileño de Educación Superior, y que supondrá un elemento clave en la progresiva privatización de la Universidad Pública. Se articula sobre la puesta en marcha de un nuevo sistema de financiación “con una financiación básica ligada fundamentalmente a la docencia y a los estudiantes y otra, por objetivos, en función de los resultados de cada universidad, tanto en docencia como en investigación, o transferencia de conocimiento”.

Para tan importante tarea una vez más la CAM ha contado con la inapreciable colaboración de la CRUMA. Los rectores de las Universidades madrileñas -recientemente condecorados por la Presidenta- colaboran en el proyecto, pero se cuidan de dar la menor información a la comunidad universitaria. La opacidad es absoluta. Y la conveniencia de esa opacidad es compartida –y ejercida- tanto por CAM como por la CRUMA.

Siguiendo el camino que inauguró la UPM,-que condujo a que el antiguo Rector Conde perdiera recientemente las elecciones- Carlos Andradas se apresta a preparar el camino que haga más fácil y rápida la tarea de Cifuentes. Dos son los temas estrella de la aportación del Rector de la UCM. De una parte el proyecto de colaboración con las empresas. Propuesta que se hace mientras en la Universidad se continúa con la sistemática destrucción de los servicios públicos, privatizándolos para que los causantes-colaboradores de la crisis puedan seguir aumentando sus beneficios a costa del permanente empobrecimiento de la mayoría de la población.

A la Universidad se la estrangula económicamente, con drásticos recortes en la financiación, se la fuerza a emprender el camino de la competencia económica, y se consigue volverla dependiente de grandes empresas y grupos financieros. Sumándose a la externalización de los servicios, ahora se aprueba que las empresas –previo pago de un mínimo de 30.000 € – puedan asegurarse la creación de una cátedra, en la que decidirán el programa, el profesorado, y- en algunos casos- el director.

No resulta muy difícil concluir que, en muy escasos años, la Universidad estará prioritariamente al servicio de las empresas, investigará-con personal universitario- lo que convenga a las empresas, y habrá incorporado al profesorado a miembros relevantes de su staff, asestando adicionalmente un nuevo golpe mortal al profesorado precario y mal pagado que soporta la mayor parte del peso de la enseñanza.

El segundo de los temas estrella es la reestructuración de los Departamentos UCM con el que se pretende dejar en menos del 40 % el número actual de los mismos.

Mientras, de la Universidad Pública se está expulsando sistemáticamente a profesores, estudiantes y PAS.  En total, los campus madrileños han perdido en los últimos tres cursos a 1.243 docentes e investigadores (PDI) —un 7,2% del total (17.000)—, según la evolución que recoge la Estadística de personal de las universidades 2013 /2014, que elabora el Ministerio de Educación. Además, se redujo en un 5,7% (504 personas) el personal de administración y servicios (PAS), y las subidas de tasas y disminución de las becas se han traducido en la expulsión de cerca de 45.000 estudiantes.

El verdadero problema es que tanto la financiación privada como la reestructuración de departamentos, es parte de un plan que pretende -a corto plazo- fundamentalmente consolidar y justificar los recortes y despidos ya hechos. Además, pretende iniciar y justificar los NUEVOS RECORTES que se avecinan en breve, el programa de estabilidad 2016-2019 que Rajoy ha pactado con la CEE, supone unos 12.000 millones de euros en este periodo en Educación.

Además “denunciando” el despilfarro, se justifican más recortes, y se mantiene que una Universidad en esas condiciones no puede, ni debe, ser gravosa para la sociedad española. Es decir que tiene que ir disminuyendo- hasta que desaparezca- la financiación pública.

Como decíamos en el anterior comunicado: en nuestras manos está que esto no ocurra. O ponemos inmediatamente los medios para impedir que la Universidad Pública se convierta en un negocio, o no tendrá sentido  quejarnos después de lo que ocurra.

 


 

23 de Mayo de 2016

Reacciones ante nuestro comunicado “El asalto final”

 

Tras su comunicado, CUPUMA ha recibido cuatro tweets, dos del Rector Andradas, uno del Vicerrector de Planificación Juan Tejada, y otro del Consejero de Educación de la CAM que trascribimos a continuación para general conocimiento, en aras de la transparencia que siempre hemos defendido:

 “Opaca no. Inexistente. La CRUMA no conocemos ni una línea de esa ley”. Carlos Andradas.

 “No hay negociación. Los rectores estamos a la espera de ver un borrador para poder opinar”. Carlos Andradas.

 “En cuanto a las intenciones de la UCM estáis equivocados en todo. Esperamos poder explicarnos mejor y receptividad”. Juan Tejada.

Más tarde el Consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Rafael van Grieken decía textualmente.

 “Nadie tiene el borrador, porque no existe”. Rafael van Grieken.

CUPUMA decidió reunirse de urgencia para dar una respuesta oficial a los cuatro tweets y colgarla en su página oficial.

Este  es el texto:

“Fuentes de la CAM, -e incluso la propia Presidenta en septiembre hizo alusión al tema- han manifestado que la nueva ley que estaba preparando contaba con  la colaboración de la CRUMA. Evidentemente CUPUMA no puede saber si tal afirmación se corresponde o no con la realidad, por la sencilla razón de que no estuvo presente en esas presuntas negociaciones. También ha dicho la CAM que aún no hay borrador, pero que el trabajo está muy avanzado. Tampoco sabemos si es verdad o no. Pero resulta revelador que Andradas hable de borrador cuando el comunicado de CUPUMA no utiliza jamás semejante palabra. El hecho de que Andradas no conozca ni una línea de esa ley no supone que no haya habido conversaciones previas en las que se hayan acordado las líneas generales de la ley.

Por otra parte, la opacidad es evidente. Casi nadie de las universidades de Madrid sabía que estaba en marcha esa nueva ley. El Rector de la Complutense lo sabía y no consta que se lo haya comunicado a los órganos representativos de la Universidad. CUPUMA no puede saber con exactitud el grado de connivencia  existente entre la CRUMA y la CAM, -o entre la CAM y los enviados de los rectores, solución planteada para no involucrar a la CRUMA en este tema-pero en principio tiene que dar por buena la versión de la CAM, sobre todo por no existir otra versión que la contradiga.

Además de los dos tweets de Carlos Andradas, el tercero de Juan Tejada  dice que CUPUMA se equivoca en cuanto a las intenciones de la UCM.

CUPUMA lamenta que el gusto por el secretismo y por la opacidad pueda llevar a malentendidos que con seguridad se hubieran evitado si se hubiera contado con la comunidad universitaria, se la hubiera informado por anticipado, se hubiera abierto un debate, y se hubiera llegado a determinados acuerdos. En cambio se plantean hechos consumados que después se ven obligados a reconsiderar ante la avalancha de críticas suscitadas por las dos medidas estrella-la colaboración con las empresas, y la reestructuración de los departamentos- del Rector Andradas.

Por su parte el consejero de la CAM se cuida mucho de decir que no hay colaboración con la CRUMA. Se limita a asegurar que nadie conoce el borrador-nueva casualidad que utilice  la misma palabra que el Sr. Andradas- porque no existe. Evidentemente que no haya un texto definitivo y terminado, no significa en absoluto que no sea cierto lo que decía CUPUMA en su comunicado. Es más, distintas fuentes confirman que, en el mes de Abril, en conversaciones con el Director General de Universidades de la CAM, se aseguró que el borrador esta ya casi listo y que en un par de semanas, lo recibirían, lo que a la hora de la verdad no llegó a cumplir, y, posiblemente, explique que el consejero de la CAM diga que nadie conoce el borrador, porque no existe. Pero que no esté terminado-o no se considere prudente hacerlo público en este momento- no quiere decir que no exista ni que no sea absolutamente cierto lo que decía CUPUMA en su comunicado oficial.

 


 

 

Ayer 16 de marzo de 2016, poco más de 3 años después del despido de los 301, Guillermo Cisneros fue elegido nuevo rector de la UPM por mayoría aplastante en prácticamente todas las Escuelas/Facultad y colectivos universitarios: resultados aquí.

A la espera de la proclamación definitiva el próximo 29 de marzo, tras el preceptivo plazo de reclamaciones, hoy tenemos ya la proclamación provisional.

Lo primero felicitar al nuevo rector y desearle un mandato lleno de éxitos que redunden en una mejora de nuestra Universidad. De toda la Universidad.

Lo segundo, manifestar nuestra satisfacción por haber conseguido que Carlos Conde y su equipo rectoral dejen de regir nuestros destinos, ya que consideramos que no se puede hacer peor, haciendo daño a tanta gente. Parece que la mala gestión y las malas formas le han pasado factura. El miedo hacía que mucha gente permaneciera callada, sin pronunciarse, y eso nos ha tenido en vilo hasta ayer. Temíamos que los alumnos pudieran ser manipulados. Pero no, los electores se han informado y han sido muy críticos con la gestión llevada a cabo en los últimos 4 años. Las mentiras y falsas promesas no han funcionado esta vez. El crédito estaba agotado.

Todos sabemos que no va a ser fácil la labor del nuevo rector. Hay que abrir cajones que llevan más de 20 años manejados por los mismos y pueden haber acumulado demasiada suciedad. Puede que los cajones tengan agujeros gordos. La situación económica y política a nivel nacional no acaba de estar clara. Nuestra universidad tiene problemas estructurales importantes que hay que atacar en profundidad. Da vértigo pensar todo lo que hay que hacer. Pero si tenemos lo más importante, la motivación para colaborar en una etapa común, seguro que podremos sacar esta universidad adelante. Y la motivación se logra a base de varios de los lemas de campaña del nuevo rector: diálogo con todos los colectivos que participamos en este proyecto, para que todos nos sintamos parte importante de él, consenso para llegar a acuerdos y mucha, mucha transparencia. El trabajo y la eficiencia lo aportaremos todos de oficio. Cumplamos todos con nuestra parte y seguro que sacamos esto adelante.

Pero para mirar hacia el futuro también es imprescindible cerrar episodios dolorosos del pasado. La herida lleva demasiado tiempo abierta y se llama 301. Es hora de cerrarla. Le pedimos al nuevo rector que no lo olvide.

Desde la Coordinadora UPM seguiremos muy de cerca el desarrollo de esta nueva etapa de esperanza que se abre ante nosotros para asegurarnos de que el nuevo rector cumple su contrato como ha asegurado en la campaña.

 

 

Madrid, 29 de marzo de 2016

 

Prof. Cisneros,

En primer lugar quiero darle la enhorabuena por el apoyo recibido en su candidatura a Rector de la UPM y créame, le deseo el mayor de los éxitos.

En segundo lugar quiero comunicarle que yo le he dado mi voto y precisamente por eso, me gustaría explicar por qué y para qué le he votado, por ello le pido que tenga a bien leer las siguientes reflexiones.

Lo primero y quizá lo más importante que tengo que decirle es, que para ejercer mi derecho al voto en estas elecciones, he renunciado a mi convicción de  “no votar” que he llevado a cabo siempre en esta institución a la que pertenezco, puesto que, como Vd. sabe, en nuestra universidad las normas que rigen las elecciones vulneran en sí mismas el principio fundamental democrático de, “una persona un voto”. En concreto, en mi caso particular, al pertenecer al colectivo del PAS mi voto se relega a un mísero 9%, si bien, yo soy una persona completa al 100% y no concibo que mi voto valga solamente un 9%. Esto es algo que debería revisarse en profundidad pues es, en sí mismo, absolutamente estamental y por lo tanto propio de otras épocas.

Pero aún así, creo que mi decisión ha merecido la pena. Y ha merecido la pena solo por ver el resultado, puesto que con mi minúsculo granito de arena he conseguido que el Sr. Conde no vuelva a ser Rector de la UPM.

Le soy sincera cuando le digo que mi voto hubiese ido a cualquier candidato que tuviese las ganas de luchar para desbancar al Sr. Conde y es más, creo que muchos votos han tenido este significado. Es decir, muchos votos han sido “contra” el anterior rector. Y esto es importante que Vd. sea consciente de ello.

No creo que sea necesario explicarle el punto anterior, pero para que no quede la más mínima duda me gustaría insistir un poco más en ello.

Mi deseo de que, tanto el Sr. Conde como su Gerente, no sigan al frente de la UPM, se debe fundamentalmente a la ineptitud mayúscula con la que han gestionado la UPM en estos últimos y difíciles años, al desprecio rampante que han mostrado hacia el personal, en especial hacia el PAS, y al derroche de fondos públicos al que hemos asistido. Porque en ningún momento fueron capaces de bajarse de su pedestal y con voluntad decidida, hablar con los representantes del personal para entre todos diseñar proyectos de futuro que todos veíamos viables para solucionar los problemas económicos de la UPM sin tener que llegar a aquel nefasto consejo de gobierno del 9-3-2013 donde apoyado por los consejeros que “votaron en conciencia”, truncaron la vida de 301 personas, (no números sino Personas) que fueron despedidos, re-despedidos y humillados, llegando incluso a prohibirles la estancia en los diversos Centros de la UPM, como Vd. debe o debería saber. Actos de los que muchos de nosotros nos avergonzamos de que hayan tenido lugar en una universidad pública y de renombre como es la UPM.

Podría extenderme con más detalles de la infame gestión del equipo anterior pero no quiero que esta carta sea interminable y me conformo con que Vd. entienda que mi voto, al igual que muchos otros (y estoy absolutamente convencida de ello), no es un cheque en blanco y le pido humildemente lo utilice para devolver la dignidad a la UPM, que somos todos, incluidos los 301.

 

Muchas gracias por su atención

 

Atentamente

Elisa Teresa Sanz

PAS

 

 

Tal y como publica hoy 14/03/2016 el diario InfoLibre, el pasado 17 de febrero la Asociación "Memoria 301" interpuso denuncia penal en el juzgado decano de Madrid contra el actual rector y la gerente de la UPM por los delitos de prevaricación, administración desleal y malversación de fondos públicos, presuntamente cometidos a lo largo del tortuoso despido de 301 compañeros del PAS de nuestra universidad.

La Asociación "Memoria 301" considera que los denunciados pudieron cometer los delitos de malversación de fondos públicos y administración desleal al no haber cumplido en todos sus términos la sentencia del Tribunal Supremo que obligó a la UPM a readmitir a 156 trabajadores laborales interinos. Dichos trabajadores nunca fueron devueltos a sus puestos de forma efectiva y sin embargo la UPM pagó sus salarios sin que dichos trabajadores pudieran realizar su trabajo. Además, la UPM contrató al despacho de abogados Sagardoy para que les asesorara en la aplicación de la sentencia, a pesar de que la UPM cuenta con un departamento de asesoría jurídica propio. A través de dichos abogados la UPM ofreció a los trabajadores que tenía que haber readmitido de acuerdo con la sentencia, indemnizaciones por despido improcedente que implicaban un mayor coste para la universidad (45 y 33 días por año trabajado) y que abonó a aquellos que lo aceptaron. Para los 66 que manifestaron su deseo de continuar trabajando en la UPM, comenzó un ERE que implicó una indemnización menor para cada trabajador (20 días por año). Todas estas actuaciones han costado a la universidad, hasta la fecha, 10,3 millones de euros, lo que ha supuesto por un lado un daño importantísimo a la arcas de la universidad y un derroche innecesario de dinero público.
 
Así mismo la Asociación "Memoria 301" considera que los denunciados pudieron cometer un posible delito continuado de prevaricación ya que durante todo el proceso actuaron no en defensa de los intereses generales, sino con una idea preconcebida de engaño, primero al no cumplir en sus términos la sentencia del TS, pero también cuando utilizaron el criterio de menor antigüedad de los afectados para decidir qué plazas serían amortizadas, excluyendo de ese listado a otros trabajadores que o bien eran de otro departamento o bien ocupaban puestos con reserva de plaza. Todo ello teniendo en cuenta que ninguno de los denunciados puede ser considerado “ignorante” en la labor de gestión debido a sus trayectorias profesionales. 
 
Por último, la Asociación "Memoria 301" también considera que los denunciados son responsables de  las contrataciones y nombramientos como becarios que, supuestamente, han tenido lugar en la Oficina de Transferencia de Tecnologías (OTT) o en fundaciones de la UPM de personas comprendidas en la lista de 301 despedidos para desempeñar la misma o similar tarea a la que desempeñaban antes del despido.
 
Por todo lo anterior, la asociación "Memoria 301" ha pedido al juez que investigue si el Sr. Conde Lázaro y la Sra. García de Elías han podido cometer dichos delitos, para lo que aporta una abultada documentación que sustenta el relato de los hechos.
 
 
 

Subcategorías